Religious education

This content is not available at present. We are currently upgrading this website and we will shortly offer more contents in English.

Siendo fieles a nuestra identidad, y respetando la solicitud realizada por los padres de nuestros alumnos, como ha quedado establecido en el “Directorio Diocesano de Iniciación Cristiana” la catequesis de preparación a la Primera Comunión, pasa a ser a tres años de duración, estableciéndose así su inicio en el segundo curso de Primaria.

El programa de formación religiosa en nuestro Colegio se caracteriza en la misma medida por la libertad como por la autenticidad de la opción elegida por los padres para sus hijos.Nuestro Colegio alienta y apoya la libre opción de cada familia respecto de la formación religiosa de sus hijos. Lo hace adoptando el principio de libertad / autenticidad en la opción y otorgando el mismo peso a cada uno de esos dos términos del principio enunciado.

En ese sentido, a partir del segundo (inclusive) curso de Primaria (ver más abajo), algunos (la gran mayoría) de los padres eligen para sus hijos (por escrito al ingresar el alumno en el Colegio) un programa de formación religiosa que está orientado y bajo las normas que establecen las autoridades religiosas (obispo) y Directorio Diocesano de Catequesis. Este programa de catequesis les llevará a la celebración de la Primera Comunión y, más tarde, (en Quinto y Sexto) a programas de «cultura religiosa». Tendrán también la opción ulterior de proseguir (o no) la formación establecida por esas mismas autoridades y encaminada a la Confirmación.
En cambio, entendemos que en estos primeros años (seis, siete años de edad) resulta extremadamente delicado impartir en clase una verdadera cultura religiosa sin penetrar en el delicadísimo ámbito de la indoctrinación, de las creencias y de la forma de entender la vida (presente y futura) de cada familia, de distinguir las tradiciones religiosas del mundo de la fabulación propias de la edad. Entendemos, en suma, el espacio de la biografía de cada uno (estos primeros años) en el que se asientan las devociones y oraciones que formarán parte del bagaje de experiencias vitales de cada persona en formación corresponde estrictamente al ámbito de cada familia y de sus prácticas religiosas.

La ausencia, por tanto, de una asignatura «de religión» en estos dos primeros años con un rango didáctico análogo al de las demás asignaturas no procede en modo alguno de un objetivo contrario a la religión, sino al propósito de autenticidad de esta libre opción que caracteriza a nuestro Ideario. El Colegio no sólo respeta, sino que alienta una verdadera formación religiosa para aquellos padres que así la elijan para sus hijos (los programas de catequesis, los de cultura religiosa y las celebraciones religiosas que el Colegio organiza cada año son buena muestra de ello) con el único requisito de la autenticidad y profundidad en la libre opción de cada familia.

DURANTE LOS CURSOS DE TERCERO Y CUARTO DE PRIMARIA

En función del principio libertad/autenticidad, a partir de tercer (inclusive) curso de Primaria, algunos (la gran mayoría) de los padres que ya en Segundo eligieron para sus hijos (por escrito al ingresar el alumno en el Colegio) un programa de formación religiosa orientado y bajo las normas que establecen las autoridades religiosas (obispo) y que están inmersos en un programa de catequesis para la Primera Comunión, . Dentro del ritual, poco antes de la ceremonia y sacramento de la Comunión, los padres reafirman su voluntad de que se eduquen dentro de la Iglesia Católica, proclaman, en ceremonia publica, su «renovación de las Promesas del Bautismo» y le entregan a sus hijos el texto del Credo.

El programa es absolutamente optativo y su desarrollo corresponde, por entero, a las directrices establecidas por la Diócesis y el sacerdote designado para supervisar tanto la catequesis y la celebración. Algunos padres optan por que sus hijos realicen esta preparación en el seno de sus respectivas parroquias. El Colegio se limita a alentar el hecho de que todo el proceso se realice con el máximo nivel de autenticidad y solemnidad. Para ello, se designa un coordinador-profesor de Religión, que asume la responsabilidad del desarrollo todo el programa.

En las ceremonias solemnes (Promesas del Bautismo, Eucaristía) intervienen además el coro Brahms y un organista o una agrupación de música de cámara y se interpretan Misas y otras piezas de grandes compositores, como Mozart o Bach.

Los alumnos de otras confesiones religiosas (siempre que su grupo alcance un número significativo) pueden solicitar de la Iglesia a la pertenezcan la asistencia de un formador religioso autorizado.

Otros padres, en cambio, habrán optado libremente por que sus hijos, a partir de tercer curso de Primaria, realicen durante ese mismo horario escolar otro tipo de actividades alternativas en otra aula o grupo.

A PARTIR DE QUINTO DE PRIMARIA:
TRES VÍAS ALTERNATIVAS O COMPLEMENTARIAS:
   - CULTURA RELIGIOSA
   - ACTIVIDAD ALTERNATIVA A LA CULTURA RELIGIOSA
   - CULTURA RELIGIOSA + FORMACIÓN RELIGIOSA CULTURA RELIGIOSA

El programa de esta asignatura (en cuyo título se subraya la palabra «cultura») responde a un objetivo diferente del que corresponde a la asignatura «Religión» en los cursos tercero y cuarto de Primaria. En esos dos cursos anteriores se procura reafirmar las creencias del alumno con arreglo a un programa («Catequesis») cuyas directrices corresponden por entero a las autoridades religiosas. El curso que ahora iniciamos, en cambio, se propone recorrer la huella que las creencias han dejado en el Arte, la Literatura y la Cultura occidentales, en general.

Las creencias religiosas están en la base de toda la cultura occidental y resulta imposible «leer» las obras de arte (pintura, escultura, arquitectura), la Literatura (desde las grandes obras al habla cotidiana o la expresión periodística), la Historia sin conocer su fuente motivacional que las explican, es decir, las creencias religiosas. Nos decimos «adiós», «ojalá», «esto es un infierno», «ha regresado como hijo pródigo» (expresiones, como otras miles en cualquier idioma occidental, que carecerían de significado si se ignora su origen y fundamento). Nos referimos a una «catedral» o al «presbiterio», es imposible entender a qué episodio de la tradición religiosa, qué significan, la inmensa mayoría de las grandes obras de la pintura, etc.

Para lograr nuestro objetivo recorreremos algunos de los pasajes de la Biblia (Viejo y Nuevo Testamento) y su reflejo en algunas obras culturales y realizaremos redacciones. Utilizaremos como material de base la «Biblia Didáctica» (de editorial SM) que ya poseen la mayoría de nuestros alumnos y que contiene apéndices gráficos muy cuidados. Este nuestro recorrido por la Cultura Religiosa tendrá una duración de dos cursos consecutivos (Quinto y Sexto).

ACTIVIDAD ALTERNATIVA A LAS CLASES DE CULTURA RELIGIOSA

Algunas familias habrán manifestado que desean que sus hijos se mantengan al margen de cualquier referencia religiosa en nuestras aulas, ni siquiera en los términos culturales que caracterizan al programa arriba enunciado. En este caso (menos frecuente), sus hijos seguirán una serie de actividades alternativas en otra aula.

OTRAS CONFESIONES RELIGIOSAS

Los alumnos de otras confesiones religiosas (siempre que su grupo alcance un número significativo) pueden solicitar de la Iglesia a la pertenezcan la asistencia de un formador religioso autorizado.